lunes, 3 de febrero de 2014

Reflexión sobre los chicos del pasado

Sí claro, pero sabes, no sé a ti, pero yo con el tiempo, me di cuenta que los chicos del pasado habían sido una estupidez, la verdad de todo es que yo nunca los quisé ni mucho menos, estaba encaprichada y ya, fin. 
La gente cambia mucho, ahora yo miro para atrás y pienso como hey, es un chico bajito, le gustaba la música que nada que ver, no leía, no tenía buena ortografía, sus expresiones pasaron a ser un cliché y todo el mundo se las sabía de memoria, tenía sus vainas ñeras o de mal gusto, no se viste bien... en fin y pienso ¿cómo pude fijarme en él o en ellos? pero claro, eso lo pienso ahora, porque veo las cosas muy diferentes y porque aspiro a mucho más. Porque no he visto un progreso en el paso de estos años, en este momento de mi vida, jamás me involucraría de nuevo con una persona que pertenezca a ese pasado, por que es que ni físicamente ni como personas es lo que yo busco, lo que pasa es que cuando uno viene de una provincia y ve un conglomerado de personas tan reducido, se conforma con cualquier cosa, a lo mejor en la actualidad sea igual, a lo mejor falta más aventura y más viajes. Hoy en día veo chicos más guapos y me fijo ya hasta en la estatura, en cambio, los chicos que han estado en mi presente, o tal vez en mi pasado más reciente, son tan diferentes, son personas creativas, atractivas, inteligentes, claro que tienen sus defectos, puede que no sean las mejores personas del mundo, pero nada comparado con mi pasado, el cual me avergüenza recordar, es divino recordar eso y reconciliarse consigo mismo, viendo que en realidad las aspiraciones van mucho más allá. Es que hasta el sexo es importante, porque claramente, el buen sexo lo conocí hace poco, y ahí si que terminé de confirmar mi reflexión. Hay hombres para todo, y pensar que a veces uno pelea con amigas o con conocidos por personas que ni siquiera están en los planes de uno, que no vale la pena nada, llega ese hermoso momento, en el que todo da tan igual, ya no importa lo que hagan o hayan dejado de hacer, ya no importan las lagrimas, ni que se haya metido con chicas en tu cara, ya nada de eso importa, porque da tan igual, que hasta le deseas buenas cosas, podrías aconsejarle sentimentalmente y hasta podrías ser su amiga. Pero su folleamiga, jamas. Eso dejemoselo a los chicos del presente y del futuro. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario